Alhambra Apartamentos

LA ALHAMBRA

Granada lleva las joyas de un pasado ilustre. La Alhambra se posa sobre una meseta de belleza natural, es testimonio de los moros y todavía domina la ciudad. Desde fuera la fortaleza roja aparenta ser simple pero desde dentro es una cueva de Aladino, decoración y arquitectura imponentes. Nos recuerda que cuando la mayoría de Europa estaba sumida en la edad de las tinieblas, la España islámica estaba construyendo palacios exquisitos. El secreto de la habilidad de los moros está en su complejidad constructiva y en el uso del agua como forma artística.  Las charcas reflejan los diseños grandiosos y te arrastran al interior de los diversos palacios, donde las inscripciones esculpidas susurran sus secretos de un pasado glorioso. “ Pues, ¿acaso no hay en este jardín maravillas que Dios ha hecho incomparables en su hermosura, y una escultura de perlas de transparente claridad, cuyos bordes se decoran con orla de aljófar? O dichos: “Sé parco en palabras y saldrás en paz” O bendiciones: 'Alégrate del bien pues es Alá quien ayuda' Probablemente no haya otro sitio en el mundo donde mirar fijamente las paredes, los techos y las fuentes sea como pasar las páginas de un libro de poesía. Por lo que no debería sorprendernos que la Alhambra haya inspirado a multitud de poetas e historiadores de occidente, desde que los moros fueron expulsados de sus casas hace quinientos años. Tenía razón Francisco Alarcón de Icaza al señalar que No hay en la vida nada como la pena de ser ciego en Granada. Quiero bajar al pozo, quiero subir los muros de Granada, para mirar el corazón pasado por el punzón oscuro de las aguas. (Federico García Lorca)

Para más información sobre La Alhambra visite esta pagina web oficial Alhambra-Patronato.es

También recomendamos a nuestros clientes que reserven con antelación sus entradas para La Alhambra, visite Alhambra Tickets.es

Albayzín

El barrio más antiguo de Granada es el más interesante. El Albayzín ha estado poblado desde hace casi tres mil años. Los primeros fueron los íberos después los romanos y finalmente los musulmanes. Éste fue su refugio hasta su rendición y expulsión por la corona española y la Inquisición en el siglo XVI.  Es imprescindible sumergirse en sus calles empedradas para explorar este laberinto morisco, pero prepárese a perderse. En el Albayzín es tan difícil orientarse como definirlo. Aunque todavía quedan algunas murallas, aljibes y casas musulmanas en su estado original, hay muchas más incorporadas a las iglesias y cármenes construidos tras la reconquista. Sin embargo la esencia de algo muy especial persiste. Tanto desde las vistas inesperadas de la Alhambra al otro lado del valle tras una antigua verja de hierro forjado como desde un florido y sonoro jardín el Albayzín lentamente revela sus secretos. Los olores de oriente fluyen  por las calles estrechas donde la línea recta es despreciada. Las teterías y las tiendas de especias zumban a un ritmo antiguo y una  algarabía se debate por encontrar un puesto libre en un café lleno, las campanas de las iglesias tiemblan, una mezquita abre sus puertas a los fieles, un gitano toca una bulería y los turistas están en tropel en el Mirador de San Nicolás para compartir la puesta de sol con la Sierra de Nieve y una Alhambra de sangre roja para enmarcar un cuadro invariable durante siglos.

Sacromonte

El barrio del Sacro Monte debe su nombre a una abadía que fue fundada en el valle de Valparaíso a finales del siglo XVI. Dicen que un grupo de locales encontraron aquí restos humanos y unas tablillas antiguas, los libros plúmbeos, unas tablillas escritas sobre plomo en árabe que contaban la historia de San Cecilio y su martirio en manos de los romanos hace quince siglos. El obispo de esta época ordenó más excavaciones para encontrar más reliquias. Existe mucha controversia acerca de si San Cecilio era árabe o no. A pesar de ser una ciudad musulmana durante más de 750 años con todos sus símbolos los cristianos usaron la figura de San Cecilio para crear una identidad católica y un sentimiento de orgullo civil. Por ello en el año 1600 el Arzobispado de Granada declaró auténticos los libros, comenzando un peregrinaje siendo erigidas multitud de cruces en el Camino hasta las cuevas donde fueron encontradas. Sin embargo el Vaticano demandó que los Libros fueran llevados a Roma donde fueron censurados como herejía y confiscados por el Papa. Afortunadamente no fueron destruidos y volvieron a la Abadía en el año 2000. El Sacromonte todavía es famoso hoy por estas cuevas sacras pero por lo que es más conocido es por la cultura gitana y su música, el flamenco, es más probable que los primeros residentes de las cuevas fueran judíos y musulmanes expulsados de sus casas durante la reconquista de Granada. Excavadas en la montaña caliza las cuevas pueden ser muy elaboradas como casas, restaurantes, bares e incluso una discoteca. Por su localización no sólo mantienen una temperatura constante durante el invierno y el verano sino que además están insonorizadas de manera natural. Hay muchos bares turísticos aunque se puede encontrar flamenco auténtico en algunas cuevas como La Chumbera.

to top

Para ver más información sobre el ocio y entretenimiento en Granada - http://www.granadazoom.com